Formar al formador – Extendemos nuestras alas

País: 
Europa


Hay 50 países en Europa, pero solo hay 12 países con Consultores Angels dedicados. Aunque nos encantaría tener Consultores Angels dedicados en todos los países, sabíamos que, puesto que el proyecto aún está dando sus primeros pasos, necesitábamos maximizar los recursos limitados que tenemos priorizando determinadas coberturas. 

No obstante, era difícil ignorar que hay innumerables pacientes en otros países que se pueden beneficiar del proceso de consultoría de la iniciativa. Por tanto, pensamos: si no podemos ir a estos hospitales, ¿por qué no hacemos que vengan los hospitales?

En diciembre de 2017, empezamos a experimentar con el concepto Formar al formador (Train the Trainer, TTT). La idea era simple: invitar a varias docenas de médicos, profesionales de enfermería y personal de ambulancia de hospitales que aún no cuentan con nuestros consultores actuales y presentarles los procesos y herramientas de consultoría de Angels, con la esperanza de que puedan llevarse a casa cambios positivos a nivel de hospital, regional o incluso nacional. 

Desde entonces, hemos realizado cinco reuniones de TTT en Alemania, a las que asistieron casi 150 profesionales del tratamiento del ictus de países como Croacia, Grecia, Macedonia, Moldavia e incluso de Kirguistán. Y, aunque constantemente estamos encontrando formas de mejorar el programa de formación, nos enorgullece decir que nos ha sorprendido la buena acogida que tienen nuestros cursos y cuánto impacto han generado. 



Los dos días de formación completos se dividen en varias sesiones plenarias principales y tres sesiones paralelas. Las principales sesiones plenarias constan de introducción a la Iniciativa Angels, y talleres sobre la fase prehospitalaria, fase postaguda y la supervisión de la calidad que, con frecuencia, contarán con conferenciantes invitados de alta reputación en sus campos respectivos, como el Dr. Matej Polák (Director Ejecutivo del servicio de urgencias de ZaMED y Presidente de la Asociación de servicios de urgencias de Eslovaquia) y Andreaa Grecu (Gestor de proyectos de RES-Q y miembro del Comité directivo europeo de Angels). 

Los participantes se dividen después en tres grupos para las sesiones paralelas, donde aprenden por turnos cómo tomar mejores decisiones clínicas, mejorar su capacidad de lectura de imágenes de TAC y mejorar su gestión y protocolos de fase hiperaguda. Estas sesiones paralelas suelen estar lideradas por nuestros Angels más experimentados, lo que les permite sacar partido de una amplia gama de experiencias de diversos países. Estas sesiones están respaldadas además con la ayuda de software avanzado como Body Interact para la sesión de Decisiones clínicas y Brainomix’s e-ASPECTS para la sesión de Toma de imágenes por TAC.  

 

Durante los talleres de TTT más recientes en diciembre de 2018 presentamos un nuevo e interesante elemento: sesiones plenarias de simulación en el centro, dirigidas por la Dra. Paola Santalucia, Directora de la Unidad de neurología de urgencias de su hospital de Messina, Italia, así como coordinadora del Comité de simulación de la ESO. De forma similar a como funcionaría un centro de simulación propiamente dicho, esta sesión plenaria empezó asignando tres grupos de voluntarios a las funciones de doctores, personal de enfermería o personal de ambulancias (los consultores Angels interpretaban los papeles de pacientes y familiares). 

A cada grupo se le presentó después un escenario clínico específico basado en casos pasados reales y se les pidió que trataran al paciente mientras el resto de los participantes los observaban mediante un vídeo proyectado en vivo en otra sala. Todo se adaptó del modo más fiel posible a una situación de la vida real, como la presencia (o la ausencia) de un sistema de prenotificación, radiólogo de guardia, y varias situaciones inesperadas de posibles contraindicaciones, que podían poner a prueba realmente el conocimiento de los participantes sobre las guías para el ictus. 

Una vez finalizada la simulación, todo el grupo se reunía para un análisis en grupo, moderado por la Dra. Santalucia, para resaltar los puntos fuertes y débiles del grupo en cuestión. Lo que normalmente se daba eran diálogos fructíferos que cubrían no solo el conocimiento médico, sino que con frecuencia trataban competencias personales como cómo tratar al personal de ambulancia y a los familiares del paciente. En función de las impresiones de los participantes, parece que las sesiones plenarias de simulación serán una actividad constante de nuestros talleres de TTT en el futuro. 



A pesar de que solo ha habido cinco ediciones desde nuestra primera reunión de TTT en diciembre de 2017, sentimos que el taller ha evolucionado en gran medida, añadiendo constantemente nuevos valores para la siguiente edición. Del mismo modo en que un hospital debe buscar constantemente modos de mejorar sus tiempos y calidad de tratamiento, nosotros seguiremos intentando mejorar nuestros talleres de TTT, buscando y probando constantemente nuevos métodos o tecnologías que puedan equipar a los asistentes con herramientas y conocimientos prácticos que puedan implementar con facilidad dentro de su entorno. 

¿Tiene una idea que quiere compartir con nosotros? 
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software