¿El doble? ¡Que sea el triple!

País: 
Rumanía


En una de las ediciones anteriores del Angels Journey, relatamos los desafíos a los que se enfrentó Rumanía, un país donde, en 2015, solamente el 1 % de los pacientes con ictus tenían acceso a tratamiento en unidades de ictus. Explicamos el impresionante progreso que han hecho desde que forman parte de la comunidad Angels al inscribir, identificar y apoyar a más de una docena de hospitales que pueden proporcionar tratamientos trombolíticos; estos hospitales constituyen los pilares fundamentales de la red de cuidados del ictus en Rumanía.

Estamos encantados de anunciar que, en los últimos meses, Rumanía ha vivido un periodo aún más fructífero en términos de red del ictus y ampliación del programa nacional. 

Tras haber reconocido que el alarmante incremento de hasta 60 000 pacientes con ictus en la fase aguda al año es algo que puede y debe solucionarse, el Ministerio de Salud de Rumanía y la Asociación de Neurología de Rumanía han puesto en marcha recientemente un proyecto nacional que consiste en el establecimiento de tratamiento intervencionista para el ictus isquémico en la fase aguda en todos los hospitales regionales de urgencias del país. 

Con la puesta en marcha de este proyecto el 1 de enero de 2019, Rumanía está a punto de vivir la ampliación más rápida de la red del ictus en Europa, con una triplicación del número centros del ictus, de 14 a más de 40, en solo un par de meses.

Naturalmente, una ampliación tan rápida conlleva grandes obligaciones, como la implicación de los nuevos centros de la comunidad del ictus, la estandarización e implantación del protocolo nacional del ictus en todos los hospitales, la formación de médicos y enfermeros, apoyo administrativo y muchísimos otros aspectos. 

Por supuesto, la Angels Initiative continuará desempeñando su función en este periodo tan emocionante, brindando apoyo en todos los posibles niveles sobre el terreno. Este año, en noviembre, celebraremos, junto con la Asociación de Neurología, el segundo taller nacional de la Angels Initiative, centrado en ayudar a los nuevos hospitales en su camino hacia convertirse en un centro preparado para tratar el ictus. 

Lo que parecía un proceso imposible que partía de un estado inicial de desesperanza ha ido cogiendo forma y se ha convertido en un plan concreto para la red del ictus del país, con participación de todos los actores principales en un círculo virtuoso.



Otra noticia muy emocionante es que el Hospital Clínico del condado de Arad se ha convertido en el 14.º centro en llevar a cabo tratamientos trombolíticos en pacientes con ictus isquémico en la fase aguda aptos en Rumanía, con su primer paciente tratado en julio. Dos otros hospitales en Rumanía (el Hospital de urgencias del condado de Cluj Napoca y el Hospital Clínico de urgencias de Oradea) han recibido recientemente el premio Oro en los premios Angels de la ESO y muchos otros están a punto de recibirlo. 

El efecto bola de nieve ya es palpable y el apoyo general es tangible: asociaciones de neurología, servicios de urgencias, radiólogos e incluso medios de comunicación.

Estamos muy impresionados por la dedicación y el esfuerzo de todas las partes implicadas, especialmente la Asociación de Neurología, bajo el liderazgo de la Dra. Christina Tiu, por iniciar esta conversación con el Gobierno de Rumanía, así como por organizar este gran proyecto (con datos del ResQ y del Registro Nacional de Rumanía) y lograr que se pudiera llevar a cabo. 

Nos enorgullece formar parte de esta iniciativa nacional y continuaremos brindando nuestro apoyo en todo lo que podamos. Todas las miradas están en Rumanía.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software