DE BIEN A GENIAL

País: 
Polonia

de Marcin Rogoziewic, Doctor en Medicina. Jefe del departamento de neurología en el 107º Hospital militar con policlínico de Walcz



El 107.º Hospital militar con policlínico de Walcz es un importante punto en el mapa sanitario de la provincia de Pomerania Occidental, Polonia. El hospital fue fundado por el Ministerio nacional de defensa y se construyó originariamente para ofrecer atención sanitaria a los servicios uniformados. Se transformó para atender al público general en 1999 y actualmente cuenta con 295 camas divididas en 11 departamentos y 2 subdepartamentos. Hoy en día, es el único hospital en Walcz que ofrece atención sanitaria a la población general de la zona sudeste de la provincia de Pomerania Occidental. También es un importante centro médico que ofrece servicios al campo de maniobras de Drawski. 

La unidad de ictus del departamento de neurología cuenta con 28 camas y ofrece cobertura médica a aproximadamente 220 000 habitantes de Walcz y los países vecinos. El desarrollo dinámico del departamento comenzó en 2015. Gracias a las iniciativas adoptadas, se obtuvieron programas de medicamentos para el tratamiento de la esclerosis múltiple, la espasticidad posterior al ictus, la distonía focal y los espasmos hemifaciales. Al mismo tiempo, se inició la implementación a gran escala del tratamiento de recanalización intravenosa para ictus isquémicos.

Actualmente, el hospital ingresa a aproximadamente 350 pacientes con ictus al año. En los últimos años, hemos mejorado de forma sistemática los indicadores esenciales del tratamiento del ictus, incluido el número de pacientes atendidos con tratamiento de recanalización y el tiempo desde la llegada hasta el tratamiento (door-to-treatment, DTT). Al contar con la experiencia de centros de referencia, como el Instituto de psiquiatría y neurología de Varsovia, acogimos numerosas actividades de formación para el personal médico del hospital y para los equipos médicos de emergencias. Resaltamos la esencia de la rápida implementación del tratamiento adecuado y comenzamos a introducir los datos obtenidos en los registros del comité para el Abordaje Seguro del Tratamiento del Ictus (Safe Implementation of Treatment in Stroke, SITS) y del Registro de calidad de los cuidados del ictus (Registry of Stroke Care Quality, RES-Q). Gracias a las numerosas actividades de formación y organizativas llevadas a cabo al inicio de 2018, pudimos alcanzar una tasa de procedimientos de recanalización del 29 % de los pacientes con ictus isquémico con un tiempo medio DTT de 50 minutos. Creíamos que, en nuestro mundo, eso era todo lo que se podía hacer en este ámbito.

A mediados de 2018, comenzamos a trabajar en equipo con una asesora de Angels Initiative, la doctora Katarzyna Leśna, quien aportó importantes conocimientos sobre experiencia y estándares de otros centros de este tipo en distintos países. Gracias a este conocimiento adquirido, pudimos tomar medidas adicionales para mejorar el tratamiento de los pacientes con ictus. Pusimos especial énfasis en la notificación previa, en una interacción más rápida del departamento de ictus con los departamentos de emergencias, laboratorios y radiología e implementamos los análisis del INR a pie de cama. El punto de inflexión fue la implementación del tratamiento de recanalización directamente en el laboratorio de tomografía axial computarizada. Actualmente, un paciente recibe un bolo y el medicamento restante en la mesa de TAC. Solo entonces se le transporta a la unidad de ictus. Hoy en día, el número de pacientes con ictus isquémico sujetos a un tratamiento de recanalización oscila alrededor del 45 %, mientras que el tiempo medio DTT no supera los 20 minutos. Desde entonces, hemos obtenido un premio Oro y tres premios Diamante en el Programa de premios Angels de la ESO. A nuestro entender, el verdadero éxito no es un premio puntual, sino mantener un tratamiento de alto nivel en todo momento.

Dichos resultados en el tratamiento de los pacientes con ictus no serían posibles sin el enorme esfuerzo de todos los que están implicados directamente en el proceso de tratamiento. Una cooperación organizada en diferentes áreas médicas, incluidos el servicio de rescate médico, emergencias, laboratorios, el departamento de radiología, el departamento neurológico y la unidad de ictus, ha contribuido sin duda a una notable mejora de la calidad de los cuidados de ictus. La Angels Initiative ha resultado ser una ayuda incalculable, puesto que nos ha mostrado las áreas de actividad que se podían mejorar. Como se puede comprobar con los resultados de nuestro hospital, ha funcionado.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software