Cómo los datos suscitaron nuestra mejora

País: 
Polonia
Por la Dra. Małgorzata Fudala - Presidenta de la Unidad de ictus, Hospital Skarżysko-Kamienna
 


Una definición famosa de Albert Einstein es que la locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados distintos. Está claro: si uno quiere mejorar, debe empezar a hacer algo de forma distinta. En nuestro caso, esto empezó cuando comenzamos a llevar a cabo una supervisión de calidad.

El Hospital de Skarżysko-Kamienna es el único en una pequeña localidad de 50 000 residentes en el centro de Polonia, que trata aproximadamente a 350 pacientes de ictus cada año. La unidad de ictus ha estado haciendo tratamientos de recanalización intravenosa para los pacientes de ictus durante muchos años, con una tasa de tratamiento anual del 10 %. No había datos sobre la calidad de la atención o los resultados del tratamiento, de modo que pensábamos que nos iba bien. 
 
Al final de 2017, establecimos de forma retrospectiva que nuestra media de tiempo desde la puerta al tratamiento (door-to-treatment, DTT) había sido de más de 90 minutos, con un 30 % de tratamientos administrados después de más de 120 minutos. Nuestro buen humor se desvaneció al instante.
 
Justo en esos momentos, surgió una oportunidad de cooperar con la Angels Initiative. Nuestro equipo de ictus realizó una sesión de lluvia de ideas junto con nuestro consultor de Angels, que dio como resultado la siguiente lista de acciones concretas:
 
  1. Actualización del procedimiento de recanalización con un énfasis especial en la supervisión de la trayectoria del paciente en el hospital y la supervisión personal del médico.
  2. Registro en RES-Q – introducir los datos de todos los casos de ictus desde marzo de 2018 y realizar análisis periódicos.
  3. Realizar series de cursos de formación para los Servicios de ambulancia. 
  4. Simulación de la vía de tratamiento del ictus en el hospital: ¡25 minutos de tiempo DTT!
  5. Posibilidad de analizar el INR a pie de cama.
  6. Introducción del test de GUSS (Gugging Swallowing Screen) como cribado estándar para la disfagia.

En los últimos 6 meses hemos logrado aumentar nuestra tasa de recanalización hasta un 17 % (en el primer trimestre de 2019: ¡hasta el 23 %!) y reducir el tiempo medio DTT a la mitad: a 47,5 minutos. Los factores más importantes fueron la supervisión de calidad y un cambio en la actitud del equipo, que produjo un aumento del sentido de la responsabilidad, más entusiasmo y mejor trabajo en equipo. Los datos del registro RES-Q nos informaron de lo que hacíamos bien y lo que necesitábamos mejorar, y esto nos ayudó a ganar 1 certificado Angels de la ESO de Oro y 2 de Platino hasta el momento.  
 
El siguiente paso es reducir aún más nuestro tiempo DTT en otros 15 minutos y participar en el proyecto QASC, que tiene por objetivo mejorar la atención a los pacientes implementando intervenciones de enfermería relativas a la hiperglucemia, la hipertermia y la disfagia.

Hemos logrado todo esto sin financiación adicional. Nuestro viaje a la optimización de la atención de los pacientes de ictus no ha hecho más que empezar. Con la supervisión de calidad y la mentalidad adecuada, estamos seguros de que continuaremos mejorando. 

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software