Modelo integrado de gestión de ictus

País: 
Kazajistán
Por la Dra. Zauresh Akhmetzhanova



Cada año, más de 40 millones de personas de Kazajistán sufren un ictus. Cinco mil de estos pacientes mueren en el plazo de 10 días desde la aparición de los primeros síntomas, y otros cinco mil correrán la misma suerte en el primer mes. Habiendo reconocido la escala de este problema, el Centro de coordinación de la república de Kazajistán para problemas de ictus inició un nuevo programa llamado “Hoja de ruta para la implementación del modelo integrado de gestión del ictus en la República de Kazajistán” en 2016. 

Uno de los más importantes indicadores de la calidad de la atención sanitaria es el porcentaje de pacientes de ictus isquémicos que reciben tratamiento de recanalización. En Kazajistán, esta cifra se mantuvo en un 3,3 % al final de 2018. El significado de este indicador es enorme y demuestra que nuestros pacientes por desgracia no llegan dentro de la “ventana terapéutica” por varios motivos, como la baja densidad de población del país (menos de 6 personas por kilómetro cuadrado) y la realidad de que los pacientes solo tienden a buscar ayuda médica de 6 a 72 horas tras el inicio de los síntomas del primer ictus. 



Recientemente, los neurólogos de Kazajistán han tenido la oportunidad de estudiar las mejores prácticas para mejorar la atención médica para los pacientes de ictus en el Taller Formar al Formador (Train the Trainer) de la Angels Initiative en Alemania. El curso de dos días constó de varios módulos sobre la gestión prehospitalaria, optimización del proceso asistencial en fase hiperaguda, toma de decisiones, adquisición de imágenes por TAC, gestión de la fase post-aguda y supervisión de calidad. El impacto fue casi inmediato. 

La Dra. Marta Ismailova, neuróloga del Hospital Regional de Atyrau, asistió al taller en febrero de 2019. A su vuelta, empezó a introducir protocolos de toma de decisiones nuevos en el trabajo rutinario de su centro del ictus y empezó a ver los resultados casi inmediatamente. El primer paciente apto desde que se introdujeron los nuevos protocolos recibió tratamiento con un tiempo desde la puerta hasta el tratamiento de 34 minutos. La recuperación total del paciente significaba que se le podía dar de alta sin ningún déficit neurológico. En una región con una población de más de 600 000 personas con unos 1300 ingresos por ictus agudo cada año, la Dra. Ismailova confía en que los nuevos protocolos la ayudarán a tener un impacto significativo. 

Mejorar la calidad de los pacientes de ictus es una de las prioridades del sistema sanitario de Kazajistán. Por tanto, la formación de médicos y enfermeras es prioritaria. A través de proyectos internacionales como la Angels Initiative, podemos hacer más para salvar las vidas de los pacientes.

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software