Pasar al contenido principal

Un enfoque multidimensional para mejorar el cuidado de los ictus

Filipinas

por Jennifer Justice F. Manzano, Doctora en Medicina, Jefa de Servicios de Ictus; Centro Médico Manila, Hospital y Centro Médico Asiático, Centro Médico de Ayuda Perpetua

El ictus es la segunda causa de muerte y la principal causa de discapacidad en Filipinas, con una prevalencia del 0,9 %1. Mientras que hay 105 millones de filipinos, tan solo hay unos 280 neurólogos2 que atienden a la población y la mayoría de ellos (alrededor del 67 %) trabajan en las ciudades1.

Puesto que muchos de mis familiares han sufrido un ictus, yo también soy consciente de la escasez de infraestructura para la atención del ictus en Filipinas. Esto fue en parte lo que impulsó mi deseo de ayudar a desarrollar servicios para tratar ictus en los hospitales en los que trabajo. Con la ayuda de las administraciones de cada hospital, decidimos crear programas de ictus para el Centro Médico de Manila (MCM), el Hospital y Centro Médico Asiático (AHMC) y el Centro Médico de Ayuda Perpetua (PHMC). Juntos, definimos una visión para el programa de ictus de cada institución.

Queríamos que el MCM fuera capaz de proporcionar atención a ictus que estuviera a la altura de los estándares del sector y que fuera líder en la educación sobre ictus para no profesionales, lo que llamamos “foros laicos”. Queríamos que el PHMC fuera capaz de proporcionar a los pacientes con ictus de su comunidad un programa multidisciplinario que les diera los mejores resultados funcionales; y para el AHMC, imaginamos un centro de referencia de ictus en el sur de Manila que también sirviera a las provincias cercanas.

Rápidamente nos dimos cuenta de que los mayores obstáculos que teníamos por delante eran la formación de nuestro personal médico, el fomento de la colaboración entre departamentos y la educación de la comunidad para que acudiera a la sala de urgencias inmediatamente cuando se enfrentara a los síntomas propios de un ictus.

La Iniciativa Angels ha sido una gran suerte para nosotros, especialmente con la formación. Cuando nos propusimos establecer nuestros programas de ictus, sabíamos que el personal, los enfermeros, los residentes y los asesores de urgencias irían y vendrían. Como tal, era importante que estableciéramos un núcleo de formación para enfermeras y médicos. Angels nos proporcionó recursos útiles para formar a nuestro personal médico y de enfermería, con diapositivas de conferencias, formación en imágenes, currículo de certificación de enfermería y ejercicios de simulación digital.

Para fomentar la colaboración entre los departamentos y dentro del equipo de ictus, celebramos reuniones periódicas a las que asistieron el personal médico, las enfermeras y los departamentos de laboratorio, radiología, rehabilitación, marketing y finanzas. Durante estas reuniones, nuestro socio de Angels compartió una gran cantidad de ideas sobre cómo se aplican las prácticas en otros hospitales y otros países. Sus conocimientos sobre las mejores prácticas también nos dieron la nueva perspectiva que necesitábamos, en particular cuando nos enfrentábamos a desafíos.

Cuando los médicos y enfermeras explican el ictus a los pacientes y a otras personas, a menudo les suena a chino. Junto con nuestros socios de marketing, Angels ha sido un salvavidas en nuestros esfuerzos por impulsar la educación sobre el ictus en nuestras comunidades. Al ayudarnos a organizar foros laicos y sesiones en vivo en Facebook, además de ser un importante recurso para materiales publicitarios listos para usar y las mejores prácticas en otros países, nos han permitido compartir mejor nuestro mensaje y a un público más amplio.

En poco más de un año desde que nos hemos asociado con Angels, ha sido un tremendo apoyo en el progreso de nuestras campañas contra el ictus. Gracias a ellos, nuestros equipos fueron capaces de dar forma y alimentar los servicios de ictus en tres hospitales.

Estamos muy animados con nuestro progreso y estamos motivados para seguir cambiando y mejorando con la esperanza de que un día, nosotros y nuestros amigos y familias podamos estar seguros de que tenemos un hospital preparado para atender ictus al alcance de la mano cuando lo necesitemos.


1 Navarro, J. C., Baroque II, A. C., Lokin, J. K. & Venketasubramanian, N. (2014). La verdadera carga del ictus en Filipinas. International Journal of Stroke. 9. 10.1111/ijs.12287.
2 Worldometers. (2019). Población de Filipinas. Consultado el 18 de julio de 2019, en https://www.worldometers.info/world-population/philippines-population/ 

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software