Dejar un nuevo legado

País: 
Italia

Fundado en 1288 por Folco Portinari, el padre de Beatrice, la prometida y principal inspiración de las obras de Dante Alighieri, el Hospital Santa Maria Nuova es el hospital más antiguo aún activo en Florencia, Italia y en el mundo.

Comenzando con solo diez camas para los pobres y necesitados, el hospital se desarrolló rápidamente y, en 1330, revisó sus estatutos para convertirse en un auténtico hospital en lugar de una casa de beneficencia u hospicio. Su reputación creció significativamente con pacientes como Martín Lutero, que fue tratado allí en 1510, y alabó a los “médicos hábiles, enfermeras cuidadosas, buena cocina, camas pintadas y ropa limpia”. 

Durante más de 700 años, el hospital lleva atendiendo a pacientes sin perder un solo día, incluso durante plagas, guerras o desastres naturales, acumulando muchos legados históricos y artísticos en el proceso. Hoy en día, también es un museo con una rica y única colección de arte que consta de 730 lienzos, frescos, esculturas, muebles y el llamado “vasche di Leonardo”, donde Leonardo da Vinci realizaba autopsias para sus estudios anatómicos.

Habiendo acumulado tal legado histórico y artístico, no muchos habrían adivinado que el Hospital Santa Maria Nuova crearía otro nuevo en el siglo XXI, pero eso es exactamente lo que sucedió.

La historia comenzó en 2017 cuando la Dra. Angela Konze, una radióloga que trabajaba para el hospital, se reunió con la Prof. Valeria Caso, expresidenta de la ESO y “embajadora” de Angels, durante una conferencia en Italia. La Dra. Konze quedó fascinada por el poder de la red Angels y por el hecho de que muchos hospitales de Europa logran un tiempo medio desde la llegada hasta el tratamiento (Door-to-treatment, DTT) de 30 minutos o menos.  Deseosa de mejorar el tiempo DTT del hospital, cuya media era de 75 minutos en ese momento, decidió ponerse en contacto con la Iniciativa Angels para ayudar a evaluar cómo mejorar la atención del ictus en su hospital.

Poco después de esta conferencia, comenzó el proceso de asesoría de este hospital. Médicos y personal de enfermería de todo el equipo de ictus de los servicios de Urgencias, Radiología y Medicina Interna participaron activamente en las 5 visitas de asesoramiento de Angels, durante las cuales realizaron un análisis de la trayectoria del ictus en el hospital y participaron en varias formaciones. El momento decisivo de este proceso de mejora fue durante las simulaciones in situ, en las que el equipo probó y acordó varios ajustes de la trayectoria para implementar eficientemente las 4 acciones prioritarias recomendadas.

En primer lugar, acordaron que, tras la notificación previa de ictus del servicio de urgencias, el paciente debía evitar el triaje y ser evaluado de inmediato por el médico de urgencias que también lo acompañaría a la camilla de TAC. Además, coincidieron en el papel crucial del personal de enfermería en el proceso y, por lo tanto, que este debía participar en toda la trayectoria trabajando en paralelo para apoyar al médico en los cuidados al paciente. El equipo también se dio cuenta durante la simulación in situ que usar una bolsa de ictus permitía estar preparados para comenzar el tratamiento farmacológico en la sala de TAC.

Después de la simulación, el equipo también fue extremadamente activo en la revisión y personalización de las plantillas de la lista de verificación proporcionadas por el asesor de Angels y, finalmente, estas se convirtieron en parte de su rutina durante cada código ictus. Otra medida de mejora clave adoptada inmediatamente después fue el seguimiento del tiempo desde la llegada hasta el tratamiento: enfermeros y médicos de los servicios de urgencias y radiología comenzaron a completar metódicamente el póster de seguimiento del tiempo de Angels para poder monitorizar sus propios progresos. La simulación de ictus provocó una ola de entusiasmo y motivación en todo el equipo; les ayudó a ver con sus propios ojos las brechas en la trayectoria, a revisarlas críticamente y a colaborar para superarlas.

Los resultados de estos cambios fueron inmediatos y asombrosos. El Hospital Santa Maria Nuova pasó de tratar 29 pacientes con un DTT medio de 75 minutos en 2017 a tratar 66 pacientes con un DTT medio de 38 minutos en 2018, esencialmente duplicando la tasa de recanalización y reduciendo a la mitad los tiempos DTT en tan solo un año. Por consiguiente, el Hospital Santa Maria Nuova se convirtió en el primer hospital de Italia en lograr un nivel Diamante en los Premios Angels de la ESO y hoy sigue mejorando aún más: solo entre enero y junio de 2019, el hospital ha tratado a 42 pacientes con un DTT medio de 32 minutos, una mejora añadida al progreso ya impresionante del año anterior.

La gran experiencia de este hospital fue extremadamente contagiosa, ya que llevó a otros 7 hospitales dentro de la misma red regional de ictus a comenzar su propio proceso de asesoramiento de Angels y lograr resultados increíbles, un gran ejemplo de cómo simplemente ser parte de una comunidad puede desencadenar una mejora a mayor escala.

Lorenza Spagnuolo, la asesora de Angels que trabajó con este hospital, sugirió que el factor clave del éxito se resumía en una gran motivación por ofrecer la mejor atención posible a los pacientes, combinada con un sólido trabajo en equipo de médicos y enfermeros de los servicios de urgencias y radiología.

“Estoy impresionada por el contagioso entusiasmo de estas personas, su disposición a mejorar y, sobre todo, la colaboración entre los miembros del equipo. El espíritu que caracteriza al equipo es único y precioso: todos reconocen que cada resultado proviene de su colaboración y cooperación, no de un individuo en particular. Creo que esta es la clave de su éxito y seguiré animándoles a trabajar juntos como lo están haciendo y a no perder nunca este espíritu y esta motivación”, - Lorenza Spagnuolo.  

Hasta la fecha, el Hospital Santa Maria Nuova es el único hospital de Italia que ha conseguido el Premio Angels de la ESO de Nivel Diamante, y no solo una vez, sino dos, convirtiéndose en una marca brillante del estándar de calidad de atención del ictus en el país.

Estamos extremadamente orgullosos de ser parte de este nuevo legado en una institución tan histórica y, conociendo a todas las personas involucradas y el alto nivel que se exigen a sí mismos, estamos seguros de que continuarán sorprendiéndonos en los próximos años. 

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software