Nuestro primer tratamiento de recanalización

País: 
Argentina
Por el Dr. Federico Giner del Hospital Luis C. Lagomaggiore 



Sin duda alguna, el 24 de enero de 2019 será recordado como un día histórico en nuestro hospital.

El Hospital Luis C. Lagomaggiore trata a unos 11 000 pacientes al año y es el segundo hospital público para adultos más importante de la provincia de Mendoza (Argentina). Sin embargo, hasta finales de 2018 no había ningún tratamiento de recanalización sistémico para pacientes con ictus isquémicos.

Afortunadamente, gracias a los enormes esfuerzos y a la ayuda incalculable de la Angels Initiative, nuestro personal hospitalario recibió formación sobre cómo tratar a los pacientes con ictus isquémico en la fase aguda por primera vez el 18 de enero de 2019. 

Transcurrió durante una intensa jornada de siete horas dirigida por dos de las principales autoridades del país en este tema, el Dr. Adolfo Savia y la Dra. Cristina Zurrú. Durante la formación se trataron los principales asuntos intrínsecos al tratamiento de estos pacientes y se transmitieron conocimientos y experiencias reales.

Uno de los aspectos más importantes a destacar fue el compromiso y apoyo del personal hospitalario, ya que a la formación acudieron 85 personas procedentes de diversos servicios, incluyendo el personal médico y de enfermería de cuidados intensivos, neurología, clínica médica, cardiología y urgencias, así como técnicos de laboratorio y de diagnóstico por imagen, celadores, hasta el personal administrativo y de gestión… todos unidos por un bien común. 

Al finalizar el día de formación, realizamos una simulación en tiempo real. El equipo de ictus realizó la evaluación y tratamiento de un modelo de paciente con ictus y logró un tiempo desde la llegada hasta el tratamiento de 22 minutos y 33 segundos, una hazaña que nadie del hospital podría haber soñado en ese momento. 

Pero sabíamos que la prueba real solo llegaría cuando fuera el momento de tratar a un paciente real. Al final resultó que no tuvimos que esperar mucho tiempo. 

Solo seis días después, un paciente con sospecha de ictus isquémico en la fase aguda ingresó en la sala de urgencias. Sus síntomas se iniciaron 40 minutos antes. El código de ictus se activó inmediatamente. Al llegar al área de neurología, el paciente ya había sido evaluado por el personal de urgencias y le habían tomado dos vías i.v. periféricas. A una rápida evaluación le siguió un TAC cerebral y el paciente se derivó inmediatamente a la unidad de cuidados intensivos, donde se inició el tratamiento de recanalización. 

Y así fue… ¡nuestro primer tratamiento de recanalización intravenosa con un tiempo de 41 minutos desde la llegada hasta el tratamiento! Esta cifra mejorará sin duda a medida que el equipo trate a más pacientes y adquiera más experiencia, ¡pero realmente no está nada mal para ser un primer caso real! 

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software