Reclutando superhéroes

País: 
Europa


Según la Organización Mundial del Ictus, 1 de cada 4 personas sufrirá un ictus a lo largo de su vida. La WSO también nos dice que el ictus se puede tratar. En muchos países, esto aún no es una realidad, ya que muy pocos pacientes llegan a un hospital que podría proporcionarles el tratamiento correcto y aún menos pacientes llegan a tiempo a tratamientos que podrían ayudarles a sobrevivir al ictus y salir del hospital por voluntad propia.

En los últimos tres años, la Iniciativa Angels ha trabajado arduamente para garantizar que haya más “Hospitales con capacidades para ictus” de manera que los pacientes tengan acceso a la atención que merecen. También trabajamos arduamente para garantizar que las ambulancias solo lleven pacientes con ictus a esos hospitales y que, cuando lo hagan, esos hospitales puedan ofrecer los tratamientos más adecuados de la manera más eficiente.

Sin embargo, los pacientes con frecuencia no consideran sus síntomas lo suficientemente graves como para llamar a una ambulancia y en muchos casos solicitan primero la ayuda de amigos, familiares o médicos generales y, a menudo, no se les aconseja llamar a una ambulancia.

De modo que hay que resolver dos problemas:

  1. Mejorar el reconocimiento de los síntomas de ictus más frecuentes.
  2. Enseñar a la población general que el ictus es una urgencia y que si aparecen estos síntomas, deben llamar a una ambulancia en lugar de pedir ayuda en otra parte.

Hacer esto no es una tarea fácil de ninguna manera. Considere por un momento que la edad media de los pacientes con ictus es de 70 años. Esta población no pasa todo su tiempo en las redes sociales o leyendo blogs de Medicina. También sabemos que no podemos solo darles formación, ya que su primera reacción es pedir ayuda, por lo que también debemos formar a amigos y familiares a quienes acudirían si sufren un ictus.

Al tratar de averiguar cómo resolver este problema, encontramos algunos datos sociodemográficos que indican que hasta el 50 % del grupo de edad estamos tratando de formar cuidan de sus nietos al menos un par de veces por semana. Esto puede deberse a que ambos padres trabajan o a que en su hogar muy frecuentemente conviven varias generaciones. Esto nos dio una idea.

¿Y si hacemos que los nietos sean el vehículo a través del cual formemos a los abuelos y a sus amigos y familiares? Observamos las casas de los abuelos y nos dimos cuenta de que a menudo tienen fotos y dibujos de sus nietos en las paredes. Puede que sean las pinturas de dedos más feas del mundo, pero tienen su sitio en la pared porque tienen valor sentimental. Eso nos hizo pensar, ¿podríamos usar esto y que los niños les hagan a sus abuelos un regalo que podría informarles sobre el ictus, y que fuera más duradero, porque estaría entre los otros dibujos de la pared?

Dirigirse a los padres fue más fácil, ya que solo teníamos que encontrar una manera de que los niños involucraran a sus familias haciéndoles visitar un sitio web o llevando a casa cosas que aprendieran en el colegio.

El programa Héroes de FAST, recientemente respaldado por la WSO, tiene como objetivo abordar esto mediante un programa educativo basado en personajes animados con un personaje central, Toni, que se convierte en un Héroe de FAST al aprender cómo vencer al Coágulo malvado y salvarle la vida a su Abuhéroe.

Desarrollado en colaboración con el Departamento de Política Educativa y Social de la Universidad de Macedonia, el programa es una campaña escolar dirigida a niños de 5 a 8 años y consta en una amplia gama de actividades que giran en torno a cuatro superhéroes. A lo largo de un período de 5 semanas, estas actividades les enseñarán a reconocer algunos de los síntomas principales del ictus y a reconocer la importancia de pedir una ambulancia al 112 si se sospecha un ictus.

Los niños tienen la misión de educar al menos a dos Abuhéroes. Cada semana durante 5 semanas, los niños personalizan una tarjeta con un mensaje educativo para sus dos Abuhéroes y se la envían por correo al final del programa. Cuando los Abuhéroes las reciben, se les pide que las pongan en la pared o las peguen en la nevera junto con los dibujos que ya tengan.

Para educar al resto de la familia, los niños recibirán carteles para sus habitaciones y una máscara para que jueguen en casa. Queremos que nuestros Héroes de FAST sean visibles en las casas y animamos a los padres a unirse a la diversión pidiéndoles que se conecten en línea una vez por semana para ver los vídeos, responder algunas preguntas y ayudar a los niños a completar su misión. 

El programa se puso a prueba en guarderías de Grecia y los resultados de nuestras primeras experiencias revelaron muchos niños felices, abuelos orgullosos y padres con un conocimiento significativamente mejor sobre el ictus.

Los recursos para usar en clase se adecuan a sus edades e incluyen materiales de aprendizaje tales como cortometrajes de animación, actividades en el aula, una canción de los Héroes de FAST y materiales para llevar a casa. Con todo ello, el programa proporciona a las familias herramientas con una doble función: ayudar a pasar un tiempo de calidad en familia y, a la vez, transferir conocimiento sobre el ictus mediante aprendizaje incidental.

Uno de los principales atractivos de este programa es la facilidad con la que cualquier persona puede participar. Tal vez usted sea médico o personal de enfermería en un hospital con capacidades para ictus y desee comunicarse con la comunidad para que acudan más pacientes a los hospitales correctos, a tiempo para recibir tratamiento. O puede que conozca a un sanitario de ambulancia con experiencia en colegios o tal vez conozca a un padre o madre que tenga tiempo o incluso a un superviviente de ictus que esté asociado a una organización de apoyo a pacientes con ictus, cualquiera puede ser un Embajador de Héroes de FAST.

Tan solo tiene que ir al sitio web www.fastheroes.com y registrarse como Embajador de Héroes de FAST. El equipo le proporcionará todo lo que necesite para su colegio, incluido el material para usar en clase, un sitio web para que participen los padres e incluso materiales de formación y apoyo. No solo queremos llevar la campaña a un colegio o durante un día, sino que queremos que sea parte de su plan de estudios del curso, por lo que también estamos trabajando para aportar ideas sobre cómo hacer que la campaña sea sostenible desde un punto de vista económico a través de merchandising, recaudación de fondos, etc.

Actualmente, los materiales de Héroes de FAST están localizados (número de urgencias e idioma) para Rusia, Letonia, Eslovaquia, Hungría, Bulgaria, Grecia, Italia, España, Portugal, Alemania, Brasil, Canadá, Islandia, Sudáfrica, Singapur y Taiwán. A medida que crezca el interés, esperamos ampliar también nuestra cobertura. 

En la Iniciativa Angels creemos en el empoderamiento de las personas para hacer lo que mejor hagan, ahora y en el futuro. Al igual que ofrecemos herramientas para ayudarle a mejorar los tiempos de acceso al tratamiento o su habilidad para leer una TAC, la campaña Héroes de FAST es la solución que le ofrecemos para abordar el problema del conocimiento social sobre el ictus.

Juntos podemos cambiar el mundo - Un abuhéroe cada vez. 

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software