Pasar al contenido principal

YONM 2020 | El personal de enfermería se convierte en formador

Florence Nightingale fue, entre muchas otras cosas, formadora de personal de enfermería durante la guerra. En 2020-2021 se le rindió homenaje con una iniciativa de formación integral para el personal de enfermería de urgencias y de ictus en Europa Oriental.

" "

El año pasado, una pandemia trajo más pacientes de lo habitual a los hospitales del mundo entero. No impidió que otras enfermedades y patologías, como el ictus, reclamaran el tiempo y esfuerzo de los trabajadores sanitarios. Por lo tanto, un grupo de asesores de Angels decidió crear una formación internacional, completa y personalizada para personal de enfermería de urgencias y del ictus de 9 países: Rusia, Ucrania, Moldavia, Georgia, Kirguistán, Kazajistán, Uzbekistán, Armenia y Bielorrusia. 

La formación internacional de personal de enfermería se realizó para mejorar el conocimiento y las habilidades del personal de enfermería en los departamentos de pacientes con ictus en fase aguda. Su objetivo era mejorar el conocimiento de los distintos aspectos del tratamiento del ictus y facilitar la toma de decisiones ante obstáculos que el personal de enfermería puede encontrar a diario.

Para participar en la formación internacional del personal de enfermería, los candidatos tenían primero que completar el módulo de aprendizaje electrónico “Titulación de personal de enfermería especializado en ictus” en el sitio web de la Iniciativa Angels. La formación internacional del personal de enfermería consistió en cuatro sesiones de 2 horas celebradas en 4 días distintos para cada país.

Aparte de conocimientos específicos sobre el ictus, también se incluía información sobre el tratamiento intensivo en la UCI, el apoyo nutricional correcto para los pacientes, una demostración práctica sobre la colocación y el cuidado de sondas y catéteres, gestión administrativa y autogestión psicológica. Los cursos fueron presentados por neurólogos, psicólogos, terapeutas de rehabilitación, personal de enfermería y otros especialistas locales de estos países, especialmente con la idea de adaptar las sesiones para que fueran aplicables al entorno legal local. Para que esta formación tuviera un público y un contenido tan diversos, fue necesario el apoyo de muchas personas, así como un gran trabajo en equipo para la parte técnica. Se introdujeron varias novedades: se disponía de traducción simultánea en distintos idiomas y se proponía cuando era necesaria.

Los consultores crearon y gestionaron chats de grupo para cada país en un par de plataformas de mensajería donde los aprendices podían encontrar información sobre la formación, el calendario, las evaluaciones de los deberes y otro tipo de material útil. También podían hacer preguntas directamente a los ponentes, quienes, al igual que los asesores de Angels, estuvieron siempre a su disposición.

Sin embargo, la principal novedad estribaba en la retransmisión en directo de las clases magistrales, en las que no solo se presentaba el contenido sino que también se demostraba físicamente. Esto hizo que la formación fuera más interactiva e interesante para el personal de enfermería, tal y como reflejaron sus críticas y su activa participación. Hizo que la información presentada fuera más sencilla de entender y retener. Estas sesiones se organizaron y transmitieron desde el Hospital ICDC de la ciudad de Kazán, en Rusia.

Todo comenzó con una reunión del comité directivo, que incluye a representantes de todos los países tales como jefes especialistas, directores de los ministerios de salud y personal de enfermería sénior. La estructura y el contenido de la formación se desarrollaron desde la perspectiva de qué es realmente indispensable para el trabajo del personal de enfermería, teniendo en cuenta las exigencias reales de los especialistas y del equipo.

Cada miembro del personal de enfermería que completaba el curso recibía un certificado de finalización de la formación refrendado por la ESO de la Iniciativa Angels.

" "

Aparte de participar en los 4 módulos de formación, los 15 miembros del personal de enfermería elegidos por país tuvieron que participar en debates, realizar tareas y responder correctamente al menos el 80 % de las preguntas de la prueba final. En los siete grupos que ya han completado el curso, una media de más de la mitad del personal de enfermería superó la prueba. Los que no pudieron aprobar tras varios intentos podrán acceder a sesiones de preguntas y respuestas que explicarán las preguntas más difíciles para poder aprobar cuando vuelvan a presentarse. Todos los países eran unánimes en cuanto a qué preguntas les parecían difíciles. Por lo tanto, la lección que ha aprendido el equipo de Angels es que, en las próximas sesiones, las preguntas formarán parte de las preguntas de la encuesta para que los participantes tengan las respuestas frescas en mente y tengan la posibilidad de resolver dudas adicionales.

Ha sido una experiencia increíble, pero sigue siendo un proyecto en curso tanto para los organizadores como para el personal de enfermería. Ambos se han comprometido, como parte de la comunidad Angels, a realizar un seguimiento de la difusión de este nuevo conocimiento en sus hospitales.  

La interacción ha subrayado el beneficio de crear un espacio para el personal de enfermería en las conferencias nacionales sobre el ictus, así como de darles voz y voto para proponer y aplicar cambios en los protocolos para brindar una mejor atención a los pacientes con ictus.

Lea más sobre esta iniciativa de formación en una nueva historia que aparecerá en nuestro sitio web en septiembre. 

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software